Uno de los servicios más habituales de impresión digital en Madrid que llevamos a cabo en nuestra empresa es la impresión de centenares de tarjetas de visita, es decir, esa herramienta de marketing clásico que muchos trabajadores, empresarios y de otros colectivos deben tener, para distribuirlas en potenciales clientes, proveedores y toda aquella gente que pueda necesitar ponerse en contacto con esa persona por cualquier motivo.

Diseños distintos de tarjetas de visita hay miles, con infinitas posibilidades en cuanto a tipografía, datos, tamaño, material, etc. Ahora bien, lo fundamental a la hora de diseñar una tarjeta de visita que luego imprimamos en la Imprenta Meneses Gráfica Digital es no cometer algunos de los errores más frecuentes que vamos a repasar en las siguientes líneas de esta entrada.

Tener una tarjeta de visita sencilla, sin que destaque en nada de las demás, acabará por convertirse en un vago recuerdo y lo que es peor, en la basura. No se trata de hacerla ostentosa o muy recargada, pero sí que tiene que ser un poco atractiva y llamar la atención. Por supuesto, un error en no acudir a profesionales de la impresión digital en Madrid como nosotros y dar tarjetas de visitas de mala calidad, lo que ya dará una mala imagen de nuestros productos o servicios.

El tamaño de las tarjetas de visita está preestablecido, que es el de una tarjeta de crédito o el DNI. Si optamos por hacerla más grande, no cabrá en la cartera. Y en cuanto a la información que contenga, esta debe ser la imprescindible y necesaria, con los datos de contacto y el nombre, porque optar por una tipografía pequeña y poco legible para meter más datos será un error imperdonable.