¿Sabes cómo nacieron las tarjetas de visita?

91 563 10 45
¿Sabes cómo nacieron las tarjetas de visita?

Hace algún tiempo, cuando nos disponíamos a abrir nuestro centro de impresión digital en Madrid, hubo algunos amigos que se atrevieron a pronosticar la inmediata desaparición de las tarjetas comerciales. El tiempo ha demostrado lo grande que era su error pues las tarjetas siguen siendo un elemento imprescindible para todos los negocios y empresas para facilitar a proveedores y clientes una forma de contacto.

Casi con seguridad, en tu mesa de trabajo tienes una caja con tus tarjetas y que siempre llevas unas cuantas en la cartera, por cierto que conviene que antes de que se te acaben vengas a nuestro centro de impresión digital en Madrid para encargar una nueva tanda. Y seguro que también tienes una carpeta en donde guardas las tarjetas de visitas que te han ido dando tus clientes. Pero ¿a que no sabes cómo se inició la costumbre de intercambiar tarjetas?

Las tarjetas de visita son una consecuencia directa de la Revolución industrial. En las grandes ciudades europeas se instaura una costumbre entre las personas de mayor fortuna: visitarse unos a otros para hablar de intrigas, de negocios o de simples cotilleos. Para anunciar la visita solían enviar previamente a uno de los lacayos para que entregara un mensaje escrito diciendo la hora a la que iban a llegar. En lugar de mensajes manuscritos algunos visitantes hicieron imprimir unas pequeñas tarjetas con su nombre y un espacio para escribir la fecha y la hora de la visita.

Los miembros de la nobleza instauraron la costumbre de grabar en sus tarjetas, junto a su nombre y títulos, el escudo de armas familiar. Habían nacido las primeras tarjetas de visita.

En la Imprenta Meneses Gráfica Digital sabemos que, pese a todos los avances tecnológicos, las tarjetas siguen siendo una herramienta esencial para las relaciones comerciales.